Hace más de 25 años que acabé mis estudios universitarios de Teología (no es broma). Y después de dos años vendiendo libros y filatelia de inversión (tampoco es broma), decidí hacer un MBA, con el objetivo claro de relanzar mi carrera profesional y conseguir un esquema mental y de habilidades que me permitiera ser mejor trabajador y mejor directivo. (más…)