Este post está dirigido a ti, emprendedor que estás buscando financiación. Te hablo siempre de modelo de negocio, ventas, ventas y ventas, valor proporcionado, pain & gain… pero a veces te descubro con una mirada ausente, y cuando te veo sé que estás enfermo de financiación. Aquí he visto casi de todo, no eres el único, incluyendo comprar billetes de lotería, adelantar la herencia del abuelo y jugar en el casino. No bromeo.

NO HAGAMOS LAS COSAS COMPLICADAS
A ver si puedo ser útil. El sábado leía un escrito de Paul Graham, uno de los cofundadores de Y-Combinator donde daba un consejo global para la búsqueda de financiación. Decía:

«Mi consejo general es no hacer de la búsqueda de financiación algo demasiado complicado…evita a los inversores hasta que hayas decidido que quieres salir a buscar dinero, y entonces, cuando lo hagas, habla con todos ellos en paralelo priorizándolos por su valor esperado, y acepta ofertas con avaricia…No introduzcas optimizaciones complicadas, ni dejes tampoco a los inversores que las introduzcan ellos»

LA FINANCIACIÓN NO ES LO QUE TE DARÁ EL ÉXITO
Voy a ser provocador, y sé que te costará escucharme: deja de hablar de financiación. La financiación es un medio, no un fin. Hace poco, recuerdo como un prometedor e inteligente emprendedor, alguien que podría ser como tú, con un producto escalable, con recurrencia, y presuntamente rentable, presentó en un foro un producto de e-Health y la vanidad salía por sus poros cuando decía que habían cubierto una primera ronda de financiación en menos tiempo del previsto, daba los nombres de los inversores, y decía que tenía… una cola de gente esperando. Pero habló poco de su producto, su canal y sus primeras ventas (que por cierto, no existían).

Necesitamos financiar la startup, sí, pero amigo mío, cuando estemos en fase de financiación. Entonces fund and go!, pero mientras no te salgas del único camino sostenible (y que te permitirá la financiación), el de generar valor para los clientes.

LOS 25 PUNTOS DE GRAHAM
Siempre encontrarás una razón para encontrar una excepción a las siguientes reglas, pero mi consejo es que las apliques a rajatabla (sí, ya sé que harás lo que quieras, que para eso tienes a tu criatura-startup 😉 ). Es la mejor guía que conozco y la que, insisto, os recomendaría seguir. Hoy empezaremos con las 10 primeros:

  • 1. No busques financiación a menos que la necesites y la puedas conseguir porque puedas convencer. Si no malgastas tiempo o quemas una oportunidad que no volverás a tener
  • 2. O estás en modo de financiación o no. Es algo digital, no analógico. Es imposible dedicar recursos a buscar financiación ab und zu porque distrae terriblemente del negocio
  • 3. Sé presentado a los inversores antes de hablar con ellos, o bien por un inversor reconocido que haya invertido en ti o por eL fundador de una empresa en que hayan invertido
  • 4. Hasta que no te han dicho que sí, te están diciendo que no. No confundas, (tu ilusión te traicionará), hechos con deseos. Ve a la reunión con un pesimista, que no hable, pero que escuche, y dos días después le preguntas cómo lo ve. Piensa que algunos inversores NUNCA dirán NO, porque intentarán ganar tiempo para unirse al pool inversor cuando otro lo haga…
  • 5. Habla con los inversores en paralelo, no en serie, (ganarás tiempo y les transmitirás presión), pero dando prioridad a los más prometedores según el criterio de valor esperado:

    Valor Esperado= Cuán probable es que un inversor diga que sí multiplicado por cuán bueno sería si lo hiciese

  • 6. ¡Has de saber dónde estás! Nunca abandones una reunión sin saber qué será lo siguiente y si los inversores te proporcionan respuestas vagas asume lo peor
  • 7.Consigue el primer compromiso (los FFF’s no cuentan), porque con eso tienes solucionada la mitad de la financiación
  • 8. Pero cierra el primer compromiso porque hasta que no esté en el banco no cuenta. Esto ES MUY IMPORTANTE. Aunque te lo hayan dicho cien veces, hasta que esté en el banco no cuenta.
  • 9. Evita a los inversores que no dirigen. Decirte que no dirigen es, traducido, decir que no invertirán salvo que sea un hoy deal, cosa que es obvia para cualquiera, y que por tanto equivale a no decir nada
  • 10. Ten múltiples planes, y sé que esto suena raro, pero ¿no sería raro decirle a un comprador que dijese cuánto quiere comprar en una tienda? Depende de lo que encuentre, ¿verdad?. Pues, ¿por qué no tener pensados diferentes escenarios de financiación en lugar de uno único? ¿A qué suena lógico? Pues..

Y AHORA UNA PREGUNTA
Cuéntame, cuantas excepciones has hecho a estas diez primeras reglas… 😉